Teoría: Chiquito de la Calzada, empresa de naming

Para que todos sepamos de qué estamos hablando, comienzo explicando qué es el “naming”: es el arte de ponerle nombre a una marca, ya sea para una empresa o para un producto. Es una especialidad dentro del mundo del diseño y la publicidad. Comienzo pidiendo perdón por el anglicismo, pero este concepto publicitario no ha sido mejor traducido, es decir, que el “naming” para el “naming”, en español, ha sido un fracaso.

A lo que voy. En los últimos años he observado que el “Chiquito de la Calzada” está siendo contratado por varias empresas de gran éxito para ponerle nombre a sus productos, objetos y personajes. Todos hemos sido testigos de cómo el bautizado como “chiquitistaní” ha ido calando hondo en nuestro lenguaje habitual. Esta peculiar modalidad idiomática va mucho más allá del “cobarde”, “fistro”, “pecador”o de la típica terminación de palabras en “rl”. Lo aseguro por la Gloria de mi madre.

Ésta es la mejor explicación que se me ocurre al ver las coincidencias lingüísticas de casos como los siguientes. Coloco el español acento para una correcta pronunciación. Sólo pongo algunos ejemplos, hay muchos más.

Harry Potter: en este mundo de magia, SLÍTHERYN es una de las Casas del Colegio HOGWARTS. El malo de la historia es Lord VÓLDEMORT.

El Señor de los Anillos: algunos de los personajes más importantes son ÁRAGORN, hijo de ÁRATHORN, GÁNDALF… Algunos países o reinos donde se desarrolla la historia son GÓNDOR, MÓRDOR, ROHAN…

Ikea: las influencias no se quedan en las obras de ficción. Repasemos brevemente el catálogo de esta empresa de muebles. Vemos cómo se echa mano del “chiquitistaní” cuando el sueco se queda corto. Para guardar cosas usamos la estantería GORM o los muebles LÍATORP, una EDEFORS es una vitrina, MARKÖR es una mesa, son cómodas las cajoneras MALM, pero más cómodo es el sofá ÉKTORP…

Definitivamente, queda demostrado que esta empresa o técnica de “naming” ha llegado al mundo comercial y quién sabe si llegará a cotizar en bolsa. Espero que me ayudéis a buscar más ámbitos de uso o a completar los etcéteras.

Y sin más que añadir, me despido de la manera  más coherente que se me ocurre hoy. Hasta luego Lucas…

Anuncios

5 comentarios

Archivado bajo Teorías propias y ajenas

5 Respuestas a “Teoría: Chiquito de la Calzada, empresa de naming

  1. Pingback: Feeling Brand Feeling Brand

  2. Pingback: Naming: El arte de nombrar las cosas | Comunicación (política) y Relaciones Públicas

  3. Pingback: Naming: El arte de nombrar las cosas « Comunicación (política) y Relaciones Públicas

  4. Leyendo tu articulo me he acordado de un post que leí hace unos días sobre el “naming” en la industria automovilistica: http://www.elmundo.es/elmundomotor/2010/01/04/coches/1262605727.html

    Un saludo

  5. Biberia

    La verdad es que lo de Chiquito va más allá, no podemos olvidar su influencia coreógrafa en el inolvidable Michael Jackson, o quizás es Chiquito el que se queda en el intento del “moonwalk” y demás.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s